Nos aliamos con la empresa social Proyecto Agua Segura con el objetivo de mejorar la calidad de vida de niños y familias en situación de vulnerabilidad.

Durante el mes de junio logramos que 5 escuelas en Santiago del Estero accedan a agua apta para consumo y reciban educación sobre temas relacionados con higiene y sanidad.

La escuela Nº 292 de Añatuya, la Nº 672 “La Cañada” y “Las Lomitas” de Monte Quemado; y los centros comunitarios “Coronel Rico” y “La Firmeza” en Pampa de los Guanacos, fueron provistos de filtros microbiológicos, que proveen agua segura de manera inmediata eliminando el 99.99% de virus, bacterias y parásitos. Para asegurar el correcto uso de los filtros, se capacitó a docentes, padres y alumnos en el manejo y mantenimiento.

La tecnología utilizada en este programa es el filtro microbiológico LifeStraw® Community. En 2016 la OMS (Organización Mundial de la Salud) emitió un reporte afirmando que esta tecnología es la mejor, según sus estándares, para el tratamiento de agua.

Haciendo Camino, al estar radicada en Santiago del Estero y ser referente en el territorio, permitió a la empresa social Proyecto Agua Segura acceder a esta comunidades y comprender sus necesidades.

La iniciativa conjunta también incluyó la difusión de la importancia de contar con agua segura como derecho humano y la necesidad de adquirir hábitos de higiene. De esta forma se evitan las enfermedades transmitidas por el agua sin tratamiento, extraída directamente de pozo, cisternas, aljibes o arroyos u otras fuentes.

Sebastián Quintana, coordinador de Haciendo Camino en la región de Monte Quemado, destacó la calidez y predisposición de los maestros de las escuelas rurales a capacitarse en estas iniciativas que mejoran la vida de toda la comunidad educativa.

“Haciendo Camino, encuentra en Agua Segura un aliado para mejorar la calidad de vida de las familias del norte argentino. Es colaborar en resolver una problemática tan básica como el agua, que atenta contra el derecho a la salud. Es también acercarse y acompañar a los maestros rurales, próceres modernos que con incansable esfuerzo trabajan a favor de la educación y la vida”, declaró Quintana.

Un miembro del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) también participó de la iniciativa acercándose a familias de estas comunidades para explicar y aconsejar sobre la acumulación y colecta de agua.

Walter Rodríguez, técnico del INTA señaló la importancia del trabajo en conjunto entre ONGs y otras organizaciones porque  “la suma de voluntades, experiencias y disciplinas se complementan y es una forma de poder acercar soluciones en forma integradas”.

 

Lionel Messi le cumplió el sueño a Willian Gerez, un adolescente de 16 años que vive en un hogar de la organización Haciendo Camino que aloja a chicos judicializados en Añatuya, Santiago del Estero. El encuentro tuvo lugar el jueves 18 de mayo en Barcelona, luego de que el astro rosarino finalizara su entrenamiento con el Barça. Willian tuvo la oportunidad de contarle de dónde venía y se llevó como recuerdo una camiseta firmada.

Willian es el segundo de 8 hermanos, que en 2014 fueron derivados por la justicia a “El Refugio”, hogar de Haciendo Camino en Añatuya, porque sus padres no les brindaban la atención necesaria. Ante la ausencia de sus padres, Willian y su hermano mayor se encargaban de los más pequeños, cuidándolos, bañándolos y consiguiéndoles comida.

Willian pudo viajar a Barcelona gracias a la generosidad de una donante de Haciendo Camino, que en la Cena Anual de UNICEF se ganó el premio de conocer a Lionel Messi y decidió donarlo a la organización.

Como a la mayoría de los chicos, a Willian le encanta el fútbol, pasa horas con sus cinco hermanos varones jugando en las canchitas de Añatuya. Debido a su compromiso con el estudio y por ser un buen ejemplo para sus hermanos, la organización decidió que él viajara a conocer a su máximo ídolo. Que se generen oportunidades como este encuentro nos recuerda que con esfuerzo todos los sueños son posibles. Para muchos adolescentes como él, soñar se vuelve difícil a veces, pero él jamás bajó los brazos.

Las Embajadoras de Haciendo Camino en La Florida organizaron un desayuno a beneficio, en el restaurant “La Rural” en Miami. ¡El evento fue todo un éxito! Además de recaudar fondos, logró su objetivo principal: difundir el trabajo que realizamos para ayudar a las familias más vulnerables de Santiago del Estero y Chaco.

A pesar de la distancia: Sara Szpektor, Geny Stigol y Silvia Sabate se comprometen como voluntarias para que nuestra causa cruce todas las fronteras. Día a día, organizan reuniones en sus casas, ferias a beneficio y distintos eventos para contarle a su entorno esa realidad que conocieron cuando viajaron a Añatuya hace unos años. La desnutrición infantil es una preocupación para muchos, y el apoyo que reciben de la comunidad argentina en Miami es sorprendente.

Esta vez,  Gabriel y Emilce,  dueños de “La Rural”, fueron los que se conmovieron con el testimonio de nuestras Embajadoras.  Ellos llegaron hace tres años a Miami y abrieron el restaurant de carnes, con un almacén donde venden productos argentinos. Desde un primer momento se sintieron identificados con la causa y quisieron ayudar en todo lo que nuestras beneficiarias necesitaran. Así fue que les prestaron el lugar, prepararon el desayuno y las ayudaron con la difusión del evento dentro del local y en las redes sociales.

A la convocatoria asistieron alrededor de 20 personas interesadas en conocer el trabajo de Haciendo Camino y disfrutar de un desayuno al estilo argentino con alfajores, mate y dulce de leche.

“Les presentamos en detalle Haciendo Camino, les contamos la historia de cómo surgió, les explicamos los distintos programas y también mostramos distintos videos institucionales para que vieran con sus propios ojos esa realidad”, explica Geny Stigol.

Durante todo el mes previo al evento y ese mismo día, se recaudaron fondos en una alcancía  ubicada en el mostrador principal del concurrido restaurant. Además, luego de la reunión, se sumaron varios padrinos nuevos con un aporte mensual y se comprometieron a ayudar en la organización de futuros encuentros. “Estamos muy contentas con los resultados y vamos a seguir difundiendo la causa que nos conmueve tanto”, concluyeron nuestras embajadoras.

Desde Haciendo Camino estamos orgullosos del compromiso y la dedicación que demuestran las voluntarias, que hace años nos acompañan a más de siete mil kilómetros de distancia. Les agradecemos por el esfuerzo diario y sus ganas de ayudar a cambiar la situación de vulnerabilidad en la que viven nuestras familias en el Norte Argentino.

¡Sigamos trabajando juntos para cambiar la realidad de nuestro país!

Obstetras y nutricionistas de nuestro equipo, y de instituciones que colaboran con nosotros, recibieron una capacitación en “Embarazo y Nutrición” de la mano de profesionales de la Escuela de Nutrición de la Universidad de Buenos Aires, y que estuvo organizada por Nutricia Bagó.

Natalia Fernández, Coordinadora del Área de Nutrición, explicó que estas actividades son importantes porque “se trata de un material al cual no se puede acceder por medio de Internet y tampoco se lo puede comprar”. Es por eso que dos veces al año “se lleva a cabo el curso para brindarles una mejor atención a las mujeres con las que trabajamos”.

Con el fin de poder ayudar en la mejora de la calidad de vida de las madres embarazadas de nuestros Centros de Añatuya y Suncho Corral, con Grido Helado unimos fuerzas para cubrir el funcionamiento anual del Programa Embarazadas.

Gracias a la campaña “Antojos compartidos” lanzada por Grido Helado durante el mes de la madre, por cada torta helada que la gente compraba, la heladería donaba $1 a nuestro Programa Embarazadas. Así fue como todo lo recaudado, un total de $300.000, nos lo destinaron para que podamos seguir cuidando y controlando a las embarazadas que asistimos en dos de nuestros Centros.

“Agradecemos la solidaridad y el enorme compromiso de Grido Helado por querer acompañar a nuestras mamás durante su embarazo. Esta es una tarea  que disminuye significativamente el riesgo de dar a luz a niños con bajo peso, así como también previenen diversas complicaciones durante el embarazo y el parto”, sostiene Martín Petti, Director del Centro de Suncho Corral.

¡GRACIAS GRIDO HELADO!