En pos de reforzar su compromiso con la nutrición temprana, Nutricia Bagó realizó una importante donación a “Haciendo Camino”, una Asociación Civil sin fines de lucro, que desde el año 2006 trabaja para mejorar la calidad de vida de niños y familias en situación de vulnerabilidad en el Norte argentino.

La acción consistió en el envío de 1.800 latas de leche para niños de 1 a 3 años y 1.000 envases de cereales infantiles para niños de más de 6 meses, a centro de Monte Quemado, ubicado en la provincia de Santiago del Estero. Esta donación, cubre las necesidades de 100 niños durante un período de 8 meses.

Al respecto, Lucía Calogero, Marketing Manager de Nutricia Bagó, mencionó: “El lema de nuestro programa 1000 días concibe que todo aquello que comés y hacés en los  primeros días de vida, hacen la diferencia para el resto de la vida. Por eso, damos este primer paso para establecer una relación con la Asociación Civil Haciendo Camino, porque compartimos los mismos objetivos, basados en la importancia de una correcta nutrición temprana.

“El apoyo de Nutricia Bagó nos permitirá seguir trabajando para que todos los chicos de Monte Quemado puedan recibir los nutrientes que necesitan para alcanzar su máximo potencial. Ojalá esta donación sea un primer paso para establecer una alianza a largo plazo para trabajar en la primera infancia, que es la etapa crucial en el desarrollo de los chicos”, resaltó Catalina Hornos, Directora General de Haciendo Camino.

Cabe destacar que la donación fue canalizada a través de la Fundación Danone que desde 2006, lleva adelante el compromiso del Grupo Danone en la Argentina con la salud y la nutrición, desde la educación en hábitos saludables, la promoción del acceso a la alimentación y el desarrollo comunitario.

Cada tanto en Haciendo Camino, tenemos la alegría de recibir voluntarios que dejan una gran marca en nuestros Centros, y en todos los que trabajamos en ellos.

Hace un mes,conocimos a Cristian Arias y Damián Ianni, que llegaron a Añatuya con unas ganas inmensas de colaborar. Chuli y Caco viajaron desde Balcarce, provincia de Buenos Aires, hasta Santiago del Estero para aportar su granito de arena a lo que hacemos. ¡Y ese granito fue enorme!

Los chicos llegaron a Añatuya, e inmediatamente pusieron manos a la obra. Hicieron muchos arreglos en el Centro, en la casa de voluntarios y pusieron muchas cosas nuevas. Y además de todas las mejoras visibles, reforzaron en nosotros la creencia de que somos muchos más los que queremos hacer algo para que las cosas cambien.

Todos los que trabajamos en Haciendo Camino queremos agradecerles a Cristian y Damián por su tiempo, su esfuerzo y su dedicación. Y decirles que las puertas de Haciendo Camino estarán siempre abiertas para ellos, y ¡para todos los que quieran colaborar!

2015-06-17 16.54.02 2015-06-17 16.34.35 2015-06-17 16.40.21 2015-06-17 16.42.55