Alianza con Proyecto Agua Segura

foto

Nos aliamos con la empresa social Proyecto Agua Segura con el objetivo de mejorar la calidad de vida de niños y familias en situación de vulnerabilidad.

Durante el mes de junio logramos que 5 escuelas en Santiago del Estero accedan a agua apta para consumo y reciban educación sobre temas relacionados con higiene y sanidad.

La escuela Nº 292 de Añatuya, la Nº 672 “La Cañada” y “Las Lomitas” de Monte Quemado; y los centros comunitarios “Coronel Rico” y “La Firmeza” en Pampa de los Guanacos, fueron provistos de filtros microbiológicos, que proveen agua segura de manera inmediata eliminando el 99.99% de virus, bacterias y parásitos. Para asegurar el correcto uso de los filtros, se capacitó a docentes, padres y alumnos en el manejo y mantenimiento.

La tecnología utilizada en este programa es el filtro microbiológico LifeStraw® Community. En 2016 la OMS (Organización Mundial de la Salud) emitió un reporte afirmando que esta tecnología es la mejor, según sus estándares, para el tratamiento de agua.

Haciendo Camino, al estar radicada en Santiago del Estero y ser referente en el territorio, permitió a la empresa social Proyecto Agua Segura acceder a esta comunidades y comprender sus necesidades.

La iniciativa conjunta también incluyó la difusión de la importancia de contar con agua segura como derecho humano y la necesidad de adquirir hábitos de higiene. De esta forma se evitan las enfermedades transmitidas por el agua sin tratamiento, extraída directamente de pozo, cisternas, aljibes o arroyos u otras fuentes.

Sebastián Quintana, coordinador de Haciendo Camino en la región de Monte Quemado, destacó la calidez y predisposición de los maestros de las escuelas rurales a capacitarse en estas iniciativas que mejoran la vida de toda la comunidad educativa.

“Haciendo Camino, encuentra en Agua Segura un aliado para mejorar la calidad de vida de las familias del norte argentino. Es colaborar en resolver una problemática tan básica como el agua, que atenta contra el derecho a la salud. Es también acercarse y acompañar a los maestros rurales, próceres modernos que con incansable esfuerzo trabajan a favor de la educación y la vida”, declaró Quintana.

Un miembro del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) también participó de la iniciativa acercándose a familias de estas comunidades para explicar y aconsejar sobre la acumulación y colecta de agua.

Walter Rodríguez, técnico del INTA señaló la importancia del trabajo en conjunto entre ONGs y otras organizaciones porque  “la suma de voluntades, experiencias y disciplinas se complementan y es una forma de poder acercar soluciones en forma integradas”.