Ella es Rosa y
con su hijo Teo

Rosa tiene 29 años y, desde hace un año y medio, asiste a nuestro Centro de Pampa de los Guanacos. Nos conoció gracias a una vecina y empezó a traer a su hijo Teo, que en ese momento tenía tres meses, al Programa Nutrición.“Llueva o truene vengo al Centro, porque me enseñan a hacer cosas, a coser y a hacer manualidades”, relata Rosa que -también- colabora preparando la merienda para las otras madres y niños que asisten al Centro. “Acá me hice amigas, y tengo un espacio donde puedo hablar y me escuchan”, concluye.

“Llueva o truene vengo al Centro, porque me enseñan a hacer cosas, a coser y a hacer manualidades”

Recent Posts

Start typing and press Enter to search