Skip to content

En Argentina, más de la mitad de niños y niñas viven en la pobreza y sufren hambre.
Y cuando hay hambre, hasta algo tan simple como “jugar a la pelota”, es imposible.

La pelota cuadrada es un símbolo de la limitación que produce la desnutrición infantil en el desarrollo de la infancia de nuestro país.

¡Sumate para juntos ganar el partido contra
el hambre y la desnutrición!

Con tu ayuda podemos seguir nutriendo el futuro de miles de niños/as del Norte argentino.

Vos podés transformar historias como esta:

Play Video

 

NOS ACOMPAÑAN